outsider

outsider
outsider

looking for something?

Edgelit

Edgelit
Edgelit/Borde.de.luz

Adagio de Habanoni


Fotografías de Silvia Corbelle y Orlando Luis Pardo

mi habanemia

La Habana puede demostrar que es fiel a un estilo.

Sus fidelidades están en pie.

Zarandeada, estirada, desmembrada por piernas y brazos, muestra todavía ese ritmo.

Ritmo que entre la diversidad rodeante es el predominante azafrán hispánico.

Tiene un ritmo de crecimiento vivo, vivaz, de relumbre presto, de respiración de ciudad no surgida en una semana de planos y ecuaciones.

Tiene un destino y un ritmo.

Sus asimilaciones, sus exigencias de ciudad necesaria y fatal, todo ese conglomerado que se ha ido formando a través de las mil puertas, mantiene todavía ese ritmo.

Ritmo de pasos lentos, de estoica despreocupación ante las horas, de sueño con ritmo marino, de elegante aceptación trágica de su descomposición portuaria porque conoce su trágica perdurabilidad.

Ese ritmo -invariable lección desde las constelaciones pitagóricas-, nace de proporciones y medidas.

La Habana conserva todavía la medida humana.

El ser le recorre los contornos, le encuentra su centro, tiene sus zonas de infinitud y soledad donde le llega lo terrible.

Lezama

habanera tú

habanera tú
Luis Trapaga

El habanero se ha acostumbrado, desde hace muchos años, a ese juego donde silenciosamente se apuestan los años y se gana la pérdida de los mismos.

No importa, “la última semana del mes” representa un estilo, una forma en la que la gente se juega su destino y una manera secreta y perdurable de fabricar frustraciones y voluptuosidades.

Lezama

puertas

desmontar la maquinaria

Entrar, salir de la máquina, estar en la máquina: son los estados del deseo independientemente de toda interpretación.

La línea de fuga forma parte de la máquina (…) El problema no es ser libre sino encontrar una salida, o bien una entrada o un lado, una galería, una adyacencia.

Giles Deleuze / Felix Guattari

moi

podemos ofrecer el primer método para operar en nuestra circunstancia: el rasguño en la piedra. Pero en esa hendidura podrá deslizarse, tal vez, el soplo del Espíritu, ordenando el posible nacimiento de una nueva modulación. Después, otra vez el silencio.

José Lezama Lima (La cantidad hechizada)

Medusa

Medusa
Perseo y Medusa (by Luis Trapaga)

...

sintiendo cómo el agua lo rodea por todas partes,
más abajo, más abajo, y el mar picando en sus espaldas;
un pueblo permanece junto a su bestia en la hora de partir;
aullando en el mar, devorando frutas, sacrificando animales,
siempre más abajo, hasta saber el peso de su isla;
el peso de una isla en el amor de un pueblo.

la maldita...

la maldita...
enlace a "La isla en peso", de Virgilio Piñera

La incoherencia es una gran señora.

Si tú me comprendieras me descomprenderías tú.

Nada sostengo, nada me sostiene; nuestra gran tristeza es no tener tristezas.

Soy un tarro de leche cortada con un limón humorístico.

Virgilio Piñera

(carta a Lezama)

MENU

MENU
Luis Trápaga

ay

Las locuras no hay que provocarlas, constituyen el clima propio, intransferible. ¿Acaso la continuidad de la locura sincera, no constituye la esencia misma del milagro? Provocar la locura, no es acaso quedarnos con su oportunidad o su inoportunidad.

Lezama

Luis Trápaga Dibujos

Luis Trápaga Dibujos
Dibujos de Luis Trápaga

Pingüino Elemental Cantando HareKrishna

Elementary penguin singing harekrishna
o
la eterna marcha de los pueblos victoriosos
luistrapaga paintings
#00BienaldeLaHabana (2) #activistascubanos (1) #art-s (4) #arteconducta (2) #artecubanocontemporáneo (1) #arteespinga (1) #arteindependiente (1) #artelibre (5) #artepolítico (4) #artículo13 (2) #censura (1) #Cuba (2) #cubaesunacárcel (1) #DDHH (1) #DDHHCuba2013 (2) #DDHHCuba2015 (3) #DDHHCuba2017 (2) #disidencia #artecubano (1) #ForoDyL (1) #FreeElSexto (1) #historiadecuba (1) #laislacárcel (1) #leyesmigratoriascubanas (3) #liavilares (1) #libertaddeexpresión (1) #libertaddemovimiento (2) #luismanuelotero (3) #miami (1) #MINCULT (1) #museodeladisidenciaencuba (2) #perezmuseum (1) #periodistasindependientes (1) #pinga (1) #PornoParaRicardo #UnDiaParaCuba #YoTambienExijo #FreeElSexto (1) #restriccionesmigratorias (1) #RevoluciónyCultura (2) #TodosMarchamos (3) #UnDiaParaCuba (1) #yanelysnúñez (2) #YoTambienExijo (6) 11 bienal (11) a-mí-no-pero-a-ella-sí-compañero (43) abogados cubanos (1) acoso policial (1) activismo (1) Adonis Milán (2) agitprop (1) Ahmel Echevarría (3) Ailer Gonzalez (9) Ailer González (1) al derecho o al reVes? (17) Alejandro Brugués (1) Alejandro de La Fuente (1) Alex Hernández Dueñas (1) Alexander González Zayas (1) alfabetización cívica (1) Amnistía Internacional (1) Ana Olema (2) Ananda Morera (2) Ángel Santiesteban (4) angustia (1) antimovimiento del rock cubano (4) Antoni Muntadas (1) Antonio Rodiles (33) art-S (127) arte (1) Arte Calle (2) arte conducta (24) arte contestatario (1) arte cubano (11) arte cubano contemporáneo (15) arte libre (5) arte político (4) arte útil (3) artículos de escritores sobre escritores (17) artista cubano (3) artivismo (3) asamblea nacional del poder popular (1) asesinato político (1) Asociación Jurídica Cubana (1) autocensura (2) Azucena Plasencia (7) bienal alternativa (1) Bienal de La Habana (11) Bienal de Venecia (1) blogger (2) Boring Home/2009/ Orlando Luis Pardo Lazo (1) Boring Home/2009/el libro prohibido de OLPL (13) Boris González Arenas (5) bostezos matutinos (1) cambio (1) cambio real (1) Camilo Ernesto Olivera (1) Campaña Por otra Cuba (1) candidatos por el cambio (1) Carlos Martiel (1) casa-galería El Círculo (2) castrismo (2) Castro (3) Castro catástrofe (1) Celia-Yunior (1) censura (12) centros de trabajo (4) Ché Guevara (2) Chiharu Shiota (1) cine cubano (2) cine filos (42) cinemateca programacion (5) Cirenaica Moreira (1) Ciro Diaz (1) civilización (1) Cladio Fuentes (1) Claudia Cadelo (15) Claudio Fuentes (11) comunidad (1) contrucción (1) correitos (8) creatividad (1) crimen (1) Cristo Salvador Galería (3) critedios (1) Criterios (2) Cuba (36) CubaDecide (4) cuban blogger (29) CubaRaw (1) cubismo? (18) cuento (10) cultura cubana (1) cumple hechiz (1) Damas de Blanco (2) Danilo Maldonado (5) David D Omni (2) DDHH (9) de tó (35) de-la-s.o.s-city (30) delirantes (2) demanda ciudadana Por otra Cuba (22) Dennis Izquierdo (1) Denys San Jorge (1) derecho constitucional (1) derechos humanos (1) Desiderio Navarro (1) desobediencia civil (1) dictadura (1) discriminación (1) disidencia (1) diversidad política (1) diversidad sexual (1) El camino del pueblo (1) El Círculo (1) El Sexto (9) elecciones cubanas (1) Engels (1) Equis Alfonso (1) Ernesto Juan Castellanos (1) Ernesto Menéndez-Conde (1) Ernesto Santana (3) escaramuzas literajeras (12) Espacio Aglutinador (9) espacio alternativo (1) espacios alternativos (6) espiritualidad (1) esquizoanálisis (12) Estado de Sats (24) evolución (2) exilio (1) Ezequiel Suárez (1) Fábrica de Arte (1) FAC (1) fernando pérez (1) Festival del Nuevo Cine de La Habana (3) Festival Rotilla (1) Fidel Castro (4) Fito Páez (1) flyers (1) food (1) formar lío (5) fotofilia (118) fotografía cubana contemporánea (1) FreeAlcantara (1) FreeElSexto (3) freeinternet (1) freeRodiles (28) friendship (15) futuro (1) Gabriela García (1) gatos (4) Gilles Deleuze (1) Giselle Victoria (1) gorki (11) Gorki Águila (2) gorki free (13) graffiti habana (10) green revolution (3) guamañanga (5) Hamlet Lavastida (3) Hander Lara (1) Hannah Arendt (1) Hanny Marín (1) Hebert Domínguez (1) historia (1) homosexualidad (1) HRF (1) ICAIC (1) identidad (1) injusticia (1) instar (1) instituciones (1) inteligencia (1) inxilio (1) Iran (4) Isabel Santos (1) Isbel Alba (1) Janler Méndez (1) Jorge Alberto Aguiar Díaz (3) Jorge Carpio (4) Jorge Enrique Lage (2) Jorge Fernández (1) Jorge Ferrer (1) José Martí (2) Juan Antonio García Borrero (1) Juan Carlos Cremata (2) Juan Carlos Tabío (1) Kiko Faxas (1) klínica de jaad (14) krónicas jaadianas (7) kultural promotion (2) La Babosa Azul (1) La Habana (9) La Noria (1) La Pared Negra (1) lapolítik (17) las entradas de Yoani (7) las ideas democráticas... (5) Laura de la Uz (1) Lázaro Saavedra (2) Léa Rinaldi (1) Leandro Feal (1) Lech Walesa Institute (1) Legna Rodríguez Iglesias (3) Legna Rodríguez Iglesias (1) leo brouwer (1) Leonel Mokarzel (1) Lesmes Carroza (1) Lester Hamlet (1) Lezama (4) Lia Villares (9) libertad (6) libertad de expresión (3) Lisandra Ramírez (1) literatura cubana contemporánea (17) literatura menor (15) literaturas menores (41) Lizabel Mónica (4) Los papeles de Don Cógito (1) los-envíos-de-un-bloguero-independiente-que-vive-en-la-habana (7) lospornoinaction (37) Luis Alberto García (1) Luis Felipe Rojas (1) Luis Manuel Otero Alcántara (1) Luis Trápaga (47) Lynn Cruz (2) lyrics (6) Maikel Domínguez (1) Maldito Menéndez (3) Maleconazo (1) Marcel Márquez (1) Marcos Antonio Díaz Sosa (1) María Villares (1) Mariela Castro (1) Marilyn Solaya (1) MDC (2) medicina (1) Medusa (1) metalengua?je (6) Mia Unverzagt (4) Michel Matos (1) miedo (2) Miguel Coyula (3) Milan Kundera (1) MINCULT (3) Ministerio de Cultura (2) Miriam Celaya (1) mis hermanas (4) Museo Nacional de Bellas Artes (3) nación (2) nosotras (1) noticias (1) Ofelia Acevedo (1) OLPL (3) olpl/lunes/de/postrevolucion/ (13) Omni Zona Franca (2) oposición (1) orgullo gay (2) Orlando Gutiérrez Boronat (1) Orlando Luis Pardo Lazo (2) ostracismo (1) Oswaldo Payá (2) Otari Oliva (3) P350 (1) painting (2) País de Píxeles (1) Palabras a los intelectuales (2) Paolo Titolo (1) Papa (1) pasaporte cubano (1) patria (1) Pável Giroud (1) persecusión (1) Perséfone Teatro (1) Perseo (1) piedras pintadas (1) piedritas (1) pinchitas (5) pintura cubana (2) plebiscito (2) PNR (1) poesía (65) PoesiaSinFin (3) politics (1) pope (1) Porno Para Ricardo (4) postciclónico (8) PPR (1) precios (2) presos de conciencia (1) prohibición de salida (1) Proyecto Heredia (1) Proyecto Varela (1) Rafael Alcides (2) Rafael Villares (4) Raúl Castro (1) Raúl Flores Iriarte (4) Reina María Rodríguez (1) represión (20) resposabilidad social (1) revolución cubana (1) Rocío García (1) Roladando Pulido (1) Román Gutiérrez (1) Rosa María Payá (4) S.E. (1) salud pública (1) Samuel Riera (1) Sandra Ceballos (12) Sandra Cordero (1) Sandra Vigil Fonseca (1) Seguridad del Estado (4) Senel Paz (1) ser humano (1) serie_cables (1) serie_pies (14) sk4dron patriota (1) skaters (1) sociedad civil (21) Soleida Ríos (1) solidaridad (1) solidarity (1) solidarityshorts2014 (1) songs (1) subterranean music (27) sueños (1) Susana Pilar Delahante (1) Suyai Otaño (9) Tania Bruguera (14) Tatiana Mesa (1) teatro independiente (1) teatro Kairós (1) textospAqué (12) The Voice Project (1) this-world-go-crazy (2) Tibet (1) tiranía (1) totalitarismo (4) transexualidad (1) Traza (1) tvset (1) Ucrania 2013 (1) UMAP (1) unidad (1) Universidad de La Habana (1) Varsovia (1) Venezuela (1) Vera Chytilova (1) víctimas remolcador ¨13 de marzo¨ (1) Víctor Fowler (3) videitos-slides (21) video (1) videojuegos (2) violencia (1) Virgilio Piñera (2) Walfrido López (1) Wilfredo Vallín (1) Wiskelmis Rodríguez (1) y-ojalá-no-falten-los-amigos-a-la-hora-de-tomar-el-vino (5) Yanahara Mauri (1) Yanelys Núñez (2) Yoani Sánchez (2) Yornel Martínez (1)

Libertad para Danilo

Dec 4, 2017

Días difíciles para el arte alternativo cubano

El miedo insuperable o La confianza es lo que siempre se ha perdido1

A pesar de todo, yo creo.

Los últimos días han sido intensos para la comunidad artística alternativa habanera.
Hemos ido de un sobresalto al otro. La conferencia de prensa de la Bienal 00 fue el detonante para eventos sucesivos de represión cultural. La encarcelación del gestor del Museo de la Disidencia (MDC) y del Museo de arte políticamente incómodo (MAPI), como escarmiento general primero y luego una segunda vez durante los talleres iniciales del Instituto de Artivismo Hannah Arendt (INSTAR), a la manera de sabotaje solapado por un lado, y por otro, al mismo tiempo, la prohibición, una vez más, de cualquier intento de manifestación artística en la casa-galería El Círculo, del Vedado, en esta ocasión con el monólogo Los enemigos del pueblo de Lynn Cruz, dirigido por Miguel Coyula.

Como si se hubiera iniciado una nueva arremetida en orden de anular los pocos espacios autónomos que aún resisten completamente separados y en abierta oposición a las instituciones culturales nacionales. Más cuando estos espacios buscan unirse y realizar una bienal con su propia gestión.

¿Por qué -se preguntan algunos- siguen yendo a prisión artistas con una propuesta contraria a la de los canales oficiales? ¿Cuál es la verdadera intención del régimen con este actuar discriminatorio?
Todavía hay una gran duda acerca del arte/artista oportuno y el oportunista: ¿Todo artista debe sacar ventaja de su tiempo, de su momento histórico y social, o todo artista debe ser fiel al A R T E puro?

Es como meterse en la cuestión de qué es arte, quién es artista y si el arte político merece atención o descrédito. Los camaradas2 simplemente han retirado el rótulo de personas como Tania, El Sexto, Gorki o Luisma... Los criterios estéticos como mecanismo de control donde el agente censor encargado de justificar la censura te descalifica y agrede verbal y moralmente, para provocar el aislamiento y finalmente la anulación social a partir de una campaña difamatoria o el rumor intimadatorio con terceros, son fielmente transmitidos por los represores de generación en generación. Cursos de apreciación de las artes son impartidos en el Instituto Superior de Arte (ISA) a estos matones culturales para convertirlos en autorizados agentes integrales, como me hizo saber el camarada con mi caso.

Como resultado de esta confrontación o ataque directo del poder contra el arte, de la censura contra la libre expresión, ha salido de un cascarón casi petrificado un gremio de artistas comparable al de los años ochenta, al menos en espíritu. Es lo que sintió estos días Tania Bruguera, quien formó parte de esa generación. Hemos vivido una especie de solidaridad natural donde no ha hecho falta hablar mucho ni convencer al descreído miedoso, para pasar a la acción, de la aparente seguridad al riesgo incierto. Los habituales grises, que nunca se salpican, han ido al encuentro con la ola represiva, si no de frente, al menos de lado. La etiqueta “activista” ha sido tolerada por los pasivos cuidadosos. Ojalá pasara de una simple impresión, ojalá fuera esta la completa verdad. Pero quien escribe no es imparcial sino partidaria. Quien escribe elige ser libre a ser sumisa, a cualquier costo.

De los talleres de Tania salió un lema impreso luego en t-shirts y pegatinas para los participantes: PODEMOS CONFIAR los unos en los otros. Nada tan alejado de la realidad cubana. Es un sueño similar al de las cartas episcopales. Creo que en la foto grupal, casi ninguno de los retratados en un momento de alegría espontánea, tendría normalmente mucha confianza en el de al lado. Quisiéramos, pero hemos sido educados en la cultura del miedo, en el cuídate de ese que te quiere mal. Y ese coincide justamente con la persona más cercana, con la que puede crearse un vínculo afectivo y profesional a prueba de balas. Y eso no conviene: en cambio, los ideólogos censores sí aplican sus creencias al pie de la letra y la unión los hace fuertes. El gremio artístico ha permanecido en estado catatónico durante todos estos años de censura. Cada cual defiende lo poco que le permiten tener. Cada cual se cuida muy bien de no destacarse en temas delicados. La autocensura es el método más eficaz para conservar una sala, para publicar un libro, para exhibir tu obra sin mayores dificultades.

Difícil fue ponerse de acuerdo -el mismo grupo felizmente fotografiado- en hacer presencia física en la estación de policía de Zapata y C para reclamar la libertad de Luis Manuel. Había serias diferencias entre los presentes del taller de Tejadillo 214, a corta distancia de las primeras oficinas del “Dr. Fidel Castro”, en el número 57, según una tarjeta de los Archivos de Connie. Los argumentos eran que nos interceptarían y meterían a todos presos y que si la intención primera de la policía político-cultural había sido sabotear el espacio de Tania, pues no tenía sentido seguirles el juego. Recordar a Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag: No creas, no temas, no supliques...

En las exposiciones permisibles, los quemados podemos esparcir el fuego. Algunos nos pasamos incluso de achicharrados. Se nos mira bajo la sospecha de un peligro latente: me quiere joder, para qué medio tomó esa fotografía, en dónde saldré publicado, qué se dirá de mí, que no me meto en nada... Son algunas de las preocupaciones que se leen claramente en la frente de estos tibios escapistas de las altas temperaturas. Deambular libre y anónimamente por galerías y exposiciones oficiales es un privilegio que fuimos dejando de tener con el tiempo. El tiempo en que demoran esos camaradas en achicharrarte/radicalizarte ante la vista de la mayoría. Y cuando la vergüenza de haber vivido en silencio en medio del atropello los alcance, si es que tal cosa ocurre, ya habrá pasado el peor momento. Y se justificarán con el silencio de la mayoría amordazada.

Hace algún tiempo Tania, Boris González Arenas y yo comenzamos un estudio de casos con los principales mecanismos de control ejercidos sobre los artistas contestatarios. Aunque personalmente creo que el artista debe ser siempre contestatario. De la misma manera, los criterios personales ciegan el juicio crítico de los artistas contra los mismos artistas3. Es otra de las cualidades lamentables con las que vivimos aparentemente en paz con nosotros mismos. Esa lista de discriminaciones y censura sistemática institucional y directamente contra los caídos en desgracia por atreverse a cruzar un límite invisible (“pasarse de la raya” en el argot popular), con la asesoría de Cubalex, fue enviada hace unos años a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para solicitar una audiencia sobre la situación de los derechos culturales en Cuba.

La audiencia era importante porque registraría y archivaría para el futuro, ayudando a crear un valioso informe en la isla “aperturista” tras las recién develadas negociaciones con la administración Obama, donde la farándula internacional estilo Rolling Stones no tuvo el menor reparo en visitar y dejar una falsa imagen de voluntad de cambio de un régimen totalitario. En el momento que fue rechazada, sin razones de peso a mi entender, Danilo Maldonado cumplía una condena a priori y sin juicio de diez largos meses de prisión por estampar su firma gráfica en los muros de ciudad. Solo al final de esa condena Amnistía Internacional consigue pronunciarse, ejerciendo una importante influencia en su liberación, y creando efectivamente un precedente para casos más recientes como el del muralista Yulier P. Considero que tal gravísima situación de violación extrema de la libertad de expresión artística no mejoró ni empeoró un ápice con el paso del tiempo, solo que quien no la ha experimentado en carne propia no puede padecer ni atestiguar su impacto en el proceso creativo y en la vida cotidiana de las personas afectadas. Algunos se creen a salvo en medio del holocausto a los vecinos: una visión ilusa del mecanismo de defensa que por instinto te lleva a flote.
La actriz Lynn Cruz habló de la experiencia de un segundo hundimiento, psicológico y emocional, el día de la función casi frustrada: su monólogo trataba del remolcador 13 de marzo, enumeraba las víctimas por edades de mayor a menor hasta 6 meses de vida y apuntaba a la figura del hombre de la piedra como culpable, un día antes del primer año de su muerte. No la iban a dejar pasar, aunque desconocieran cuán atrevida y valiente fuera aún antes de ser escuchada a todo pulmón, con previa inyección de adrenalina, el mismo día, tras el enfrentamiento con los militares encargados de truncarla y de no dejar pasar a un solo invitado. Primero arrancaron un cartel con el título de la obra y luego cuando indagaron de qué iba la misma, delante de los que pudieron llegar y de los vecinos, nos reímos todos a carcajada limpia y les aplaudimos, pues ellos eran obviamente los protagonistas de esa representación: los enemigos del pueblo. Todo fue registrado desde arriba pues bloquearon la entrada de la misma puerta con una barrera en posición militar en otro absurdo despliegue y aparataje policial contra cuatro artistas en una casa. El delito: pronunciarse de cualquier manera contraria a la figura máxima de la destrucción: Fidel Castro.

El autor intelectual de dicha obra fue llamado días después y llevado a interrogatorio. Adonis Milán, 24 años, actor y director, miembro de la AHS. Cuál era su vínculo con Tania Bruguera, Lynn Cruz y Miguel Coyula, Luis Manuel Otero Alcántara y su pareja artística Yanelys Núñez, Lia Villares y Luis Trápaga. Cuál era la conexión, aparentemente la misma, que los apoyaba a todos, la mano monetaria que les pagaba. Eran las preguntas que le hicieron durante cuatro desagradables horas. Aquí los dejo con el testimonio íntegro de este joven creador, una nueva víctima, que habla por sí solo. El mismo día, en la noche, el director del Centro de Desarrollo de las Artes Visuales intentó prohibirle a Luis Manuel la entrada a dicha institución, infructuosamente, otro mecanismo represivo ampliamente usado por las autoridades contra los artistas y disidentes en numerosas ocasiones.

Dentro de unos días será la decimoséptima entrega del festival independiente Poesía Sin Fin del grupo Omni Zona Franca, pionero de estas aventuras con la Seguridad del Estado. El rescate, le han llamado sus gestores a este intento por sacar del naufragio entre el exilio obligatorio de algunos de sus fundadores y la carencia material, al festival por la salud de la poesía y la prosperidad de la nación. En mayo del año que viene, el impulso frenético de Yanelys y Luisma por rescatar igual una bienal de arte casi sepultada por una institución oficialista al servicio del Ministerio del Interior, verá la luz y se abrirá camino por sí misma. Entonces podremos comprobar cuán lamentable sigue siendo la situación de los artistas y los intelectuales en un país dirigido por militares a los cuales nunca les ha interesado el arte para nada, y han hecho todo lo posible por machacar a los artistas si se alejan de la corriente oficial.



1 Alusión a la intervención/performance La esperanza es lo último que se está perdiendo, de Ángel Delgado en la inauguración de la muestra El Objeto Esculturado en el Centro de Desarrollo de Artes Visuales en 1990: "Lo condenaron a seis meses de prisión -pena máxima para el delito de escándalo público-, un castigo cuyo exceso contrasta aún más si tenemos en cuenta que el artista había tenido hasta la delicadeza de poner un periódico Granma para no ensuciar el piso. Por cierto, la escultura intestinal de Ángel permaneció toda esa noche y el día siguiente en la sala de exhibición, para que las autoridades la examinaran como evidencia del delito. Formó realmente parte del Salón, por lo que el artista lo incluye con justeza en su curriculum." (Arte preso, Gerardo Mosquera, 1996)

Tambièn podrìa escribirse: "La confianza es lo que màs se viene perdiendo..."

2 Los “camaradas” o “compañeros” son agentes de MININT (Ministerio del Interior/policía política secreta) cuya función es “atender”los casos contestatarios o disidentes aislados, por orden de un superior. Por lo regular, intimidan, acosan e interrogan a los “acusados” y les hacen un perfil psicológico que forma parte de un expediente seudo-criminal. Estos "segurosos", como se les conoce en buen argot cubano, tienen un carné del DSE (Departamento de la Seguridad del Estado)  con una identidad falsa y otro carné normal nacional con su verdadera identidad. Sus seudónimos varían según el cliente "atendido".


3 Sandra Ceballos, Artista contra Artista 



Nov 24, 2017

Lxs valientes y lxs cobardes


Me persiguen por defender la libertad. ¡Soy tan desafortunada!

Hacia las 2 de la tarde del jueves, un mensaje conscientemente indiscreto nos puso al descubierto después de haber tomado varias precauciones para que no se filtrara nada hasta después de la función. Pequeños pergaminos, artesanales y cuidadosamente trabajados fueron entregados en las manos de los pocos invitados, personas del gremio teatral, gente del medio: actores, directores, dramaturgos, cineastas.

Aunque personalmente creo en el potencial de la obra para otra clase de público, menos intelectual, pues hay una voluntad de sacar el teatro fuera de las monitoreadas salas oficiales con el fin de que sobreviva, de forma que una casa, una calle o hasta una cárcel pueda ser escenario ideal para que finalmente pueda recuperar su sentido de tribuna, su poder de confrontación y su libertad no solo de forma sino de contenido, según manifiesta Teatro Kairós en las palabras iniciales de su segunda entrega Los enemigos del pueblo.

Leer noticia Waldo Fernández Cuenca en Diario de Cuba

Hay una coherencia de hielo en este statement. Pues justo fue lo que pasó, después que todo esmero discrecional se desvaneciera con ese simple sms telefónico. Quien lo enviaba pecaba de una ingenuidad que, sino malintencionada, fue efectivamente el detonante para el despliegue policial que presenciamos junto a los vecinos, los que se acercaron y seguramente los que ni vimos porque fueron interceptados más allá de nuestras cámaras, en las esquinas circundantes.

Se trataba de una censura a priori, lejos del habitual modo del censor presente en la puesta en escena, que redacta un informe para el superior y luego, solo después de ser vista, es que se decide prohibir terminantemente la obra. Una obra como esta evidentemente no sobreviviría demasiadas funciones. Este era un estreno total. Nadie conocía el texto, solo quienes habíamos estado en el par de ensayos que hicimos, bien bajito, cuidándonos hasta ese extremo. Sabíamos que nos estábamos quemando, pero tampoco pensamos que ya estábamos achicharrados. Como decía la encarnación de Carlota desde las primeras líneas, nos encaminábamos a un suicidio social. Pero gustosos y justicieros: nada más reconfortante que hacer lo que uno quiere, a cualquier precio: el alto costo de la libertad.

La función, pese a todo, fue inmejorable. Dos personas habían podido traspasar el cerco. Dos personas tenía como público la actriz, pues todo consistía en un monólogo de teatro mínimal, sin elementos apenas que enriquecieran la escenografía: solo una luz sobre la actriz y una silla en mitad del espacio: una puesta en escena sencilla pero fuerte. Durante el lamentable intercambio con los agentes de la policía política que bloqueaban la entrada de la casa, Lynn se había cargado de toda la adrenalina posible para ofrecerle a esas dos personas, en medio de una sala otra vez vacía, una experiencia única e irrepetible. En medio del vértigo, su entrega fue invaluable.

Lynn Cruz, la autora, escribe. Y mucho: tiene una columna periódica en la plataforma Havanatimes y una novela-teatro en proceso. Aunque la idea de este texto fuera sugerida por Adonis Milán, un joven dramaturgo que aspira a que su generación de los millenials pueda “demolerlo todo”. No hace tanto, Miguel Coyula, el director y la pareja artística de Lynn, fue el blanco de un ataque similar, en el mismo espacio (la sala de una casa particular en el Vedado), para evitar la proyección -o que hubiera alguien en la misma- de su documental Nadie, igualmente denuncia de la censura contra los artistas y los intelectuales desde los mismos inicios de la revolución de Castro.

Una de las columnas de Lynn, motivada en aquella primera y horrible experiencia, se titula Los cineastas y los contrarrevolucionarios: «Como la realidad está diseñada para que uno se canse y no quede otra alternativa que el exilio, es probable que esto les haya hecho la vida fácil a las instituciones, de modo que sientan la total libertad de censurar, incluso, a aquellos que no les deben nada, en todos los aspectos, incluyendo el espacio de exhibición, pues muchas de esas obras han logrado pases en eventos internacionales, de modo que se han abierto camino por sí solas.»

El infructuoso diálogo institucional que muchos artistas deciden prolongar, para mendigar un permiso, o el espacio oficial para la muestra algo masiva de su obra, solo demuestra la necesidad de reconocer la existencia de un movimiento que pide a gritos legitimarse por sí mismo.

«Impedir que las películas independientes aparezcan registrados en los catálogos de cine cubano, silenciar a los cineastas, crear una mala opinión acerca de las obras y sobre los autores que las ejecutan, han sido estrategias para ejercer el control y censura sobre estas».

«A los que no vivimos la felicidad que significó para la mayoría, el año 1959, solo nos quedan términos y conceptos que califican como un problema semántico. Los de antes hablan de revolución, mientras para nosotros eso es gobierno, y donde hubo revolucionarios, solo quedan políticos. De modo que la palabra contrarrevolucionario(a) es simplemente un rezago de una revolución que solo sobrevive en el pasado. Mientras, la palabra revolución, en este contexto, es un término secuestrado por un grupo que solo quiere permanecer en el poder.»

«¿Hasta cuándo, cubanos...», reza el texto adaptado ahora de la boca de Charlotte Corday, justiciera de Nerón, Marat y Castro en tres reencarnaciones: «¿hasta cuándo nos  conformaremos con los problemas y las divisiones? Ya bastante tiempo unos pocos, han puesto su propia ambición en el lugar del interés general. ¿Por qué, víctimas de nuestro furor, nos hemos destruido a nosotros mismos, permitiéndoles a esos pocos que se establezcan como tiranía. Un partido único triunfa por medio del crimen y la opresión, algunos monstruos regados con nuestra propia sangre, conducen estas detestables conspiraciones. ¡Trabajamos en nuestra propia perdición con más fuerza y energía que la que hemos empleado jamás para conquistar la libertad. ¡Cubanos, un poco más de tiempo y no quedará de ustedes más que el recuerdo de su existencia!» 

«La conciencia de gremio -vuelve Lynn dirigiéndose a los que prefieren bailar convenientemente ciegos por un terreno feudal, siendo artistas cortesanos y contradiciendo un discurso machacado por el constante atropello contra ellos mismos- no podrá manifestarse dentro de una institución cubana, sino fuera de ella, es allí donde verdaderamente puede sobrevivir el arte. A los independientes que persiguen un arte verdaderamente revolucionario solo les cabría cuestionarse, ¿se puede ser revolucionario, y a la vez estar institucionalizado?»

No quiero repetir los detalles de la represión, ni volver sobre el cansancio y la impotencia cuando intentan acorralarte, arrebatando tantos derechos que ya no tiene caso enumerar: este es el lugar donde nacimos y nadie tiene el derecho a expulsarte por la vía de la fuerza. Que se cansen ellos.

Solo quiero decir que desde ayer, soy una persona absolutamente privilegiada por disfrutar de un arte que no se dice libre sino que lo es, porque arrebata el espacio que es suyo por naturaleza, sin detenerse ante un puñado de represores autoritarios, desarmados en su cobardía. Soy privilegiada por tener amigos artistas conscientes y limpios de traumas ideológicos, que solo buscan confundir a quienes prefieren seguir siendo corderos. Desde ayer nos posicionamos sin dudas en ese lado puro donde ninguna mezquindad puede tocarte. Hemos protagonizado a los valientes, mientras el resto (la mayoría) solo busca seguir siendo infelizmente cobarde. 

Gracias Lynn, gracias Miguel, gracias a los que se atrevieron a llegarse a nuestra casa.





Leer más: Lynn Cruz y Miguel Coyula
Censuran nuestra obra Los enemigos del pueblo 
HavanaTimes


Nov 7, 2017

Luis Manuel Otero Alcántara, otra víctima de la intolerancia y la censura



Luis Manuel Otero Alcántara es atacado por los mecanismos represivos castristas contra la libre expresión artística. 

Buscan anular su espacio y su convocatoria a la bienal alternativa que se vieron en el deber de intentar hacer un grupo de artistas libres cubanos, ya que las instituciones oficialistas cancelaron el evento oficial, justificándose con el huracán Irma. 

Lo contradictorio es que cuando encuentran 10 sacos de arena en una casa que sirve de espacio independiente cultural y crítico con la política institucional, las autoridades no piensan en que hay que reconstruir esta ciudad que se viene abajo, ni los ministerios pertinentes piensan en apoyar este esfuerzo altruista de Luis Manuel y sus amigos. 

Lo único que piensan es que hay que silenciarlo, lo antes posible, quitarle la casa, de poderse, cerrar todas las calles para que el público, si no se asusta antes, vaya pensándolo mejor y no se anime a visitarlos en su local de San Isidro, ya caliente por naturaleza. 

Luis Manuel es acusado de "receptación" de materiales de construcción. Un delito común para encausarlo y trancarlo un tiempo en cualquier prisión... o asustarlo para que suspenda cualquier "actividad cultural contrarrevolucionaria" que tenían previstas él y su novia Yanelys Núñez.

Por ahora, no se rinden, las consecuencias las sabemos.

Sigo insistiendo en la gran necesidad de conformar un gremio de artistas (existente un poco en los años 80, en la vanguardia de Arte Calle y Art-D) ausente desde hace muchos años por el terror sembrado por Castro y por los privilegios que algunos aceptaron como mordaza. 

#AbajoLaCensuraCastrista! Viva el #ArteLibre! 


Update: La tía de LuisMa fue con los papeles y canbiaron un poco el discurso, por lo pronto no lo llevarán para el centro de detención y clasificación VIVAC en Calabazar, sino que lo dejarán allí mismo en la estación de Chacón y Cuba.

Fiscalía tiene 72 horas para "estudiar" el caso y dar respuesta.

Yanelys no piensa que lo soltarán hoy:

Nosotros No TEMEMOS!* la BIENAL VA!

Update 2:

Hace más de 24 horas que el artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara esta detenido en la estación de policía de Cuba y Chacón, en La Habana Vieja.
En medio de un registro realizado ayer, 3 de noviembre, por la PNR en su casa ubicada en Damas entre San Isidro y Avenida del Puerto, donde buscaban materiales de la construcción sin papeles, Luis fue conducido a esta estación donde se le esta acusando de receptación.

La tía de Luis Manuel presentó hoy los documentos de los materiales hallados en la casa ante el Instructor del caso, el Capitán Ilmer; y el expediente -No. 69562- fue enviado a fiscalía para ser valorado.
Esta institución oficial tiene 72 horas para dar alguna respuesta. Mientras, Luis puede seguir detenido si así lo desean.
No se engañen, sabemos que esto no se trata de 10 sacos de arena y dos, de cemento húmedo, sino de intimidación y coacción; se trata de sembrar el miedo en todas las personas interesadas en participar en la Bienal. Pero Nosotros No TEMEMOS!* la BIENAL VA!


Introducción a la censura castrista


En 1961, Fidel Castro convocó a los intelectuales a una reunión extraordinaria en la Biblioteca Nacional. Debía discutir con ellos seriamente a raíz de la censura de un corto audiovisual hecho por dos jóvenes cineastas donde se mostraba una Habana trasnochada y llena de vicios, con rezagos del espíritu burgués.
Ese día, revólver sobre la mesa, manifestó su célebre frase: “Dentro de la Revolución: todo, contra la Revolución: ningún derecho”. Castro parafraseaba a Mussolini quien había dicho algo muy similar hacia 1925 en la Scala de Milán: «La nostra formula é questa: tutto nello Stato, niente al di fuori dello Stato, nulla contro lo Stato».
Cercar oficialmente el pensamiento distinto ha sido la práctica más común en los sistemas totalitarios. De esta forma los grupos y las publicaciones culturales independientes fueron anuladas en los 2 primeros años de iniciado el proceso social llamado “Revolución cubana”.
Apropiándose del viejo argumento del dictador italiano, en su panfleto “Palabras a los intelectuales”, Fidel Castro sembró una amenaza directa e incuestionable en todos los creadores. La autocensura vestida de terror pasó a ser entonces compañía inseparable de los artistas y escritores cubanos.
En Cuba no sobran los artistas contestatarios, hablamos de un país donde la Constitución de la República es muy explícita desde que fue reformada (anticonstitucionalmente) en el año 2002: su carácter socialista es irrevocable, lo que nos perpetúa en el círculo vicioso del silencio forzado.
Puede resumirse en pocas palabras: todo lo que sea en contra de la Revolución, pues ha de ser, por ley, anticonstitucional, eternamente.
Es libre la creación artística siempre que su contenido no sea contrario a la Revolución, contradiciéndose a continuación: Las formas de expresión en el arte son libres.
Constitución de la República CAPÍTULO V: EDUCACIÓN Y CULTURA. ARTICULO 39/ inciso (ch)
En Cuba los espacios públicos están vetados para los ciudadanos. En las calles cubanas suelen escribirse lemas comunistas al estilo de Fidel es el pueblo, Esta calle es de Fidel o Patria o Muerte. Dicho de este último, ideado por el argentino Ernesto Guevara para sustituir al original Patria y Libertad. En El hombre y el socialismo en Cuba, Guevara dictaba que los artistas eran culpables por naturaleza: “La culpabilidad de muchos de nuestros intelectuales y artistas reside en su pecado original: no son auténticamente revolucionarios. Las nuevas generaciones vendrán libres del pecado original”. (El hombre y el socialismo en Cuba, Editora política, La Habana, 1988, pag.23).
En Palabras a los intelectuales, Castro ponía el tema sobre la mesa sin tapujos, luego de que el escritor Virgilio Piñera, casi sumido desde ese momento en el ostracismo venidero, expresara el temor colectivo. La respuesta a tal enfrentamiento de los mal agradecidos intelectuales: “La gran preocupación que todos nosotros debemos tener es la Revolución en sí misma. ¿Es que creemos que la Revolución no tiene peligros? ¿Cuál debe ser hoy la primera preocupación de todo ciudadano? ¿La preocupación de que la Revolución vaya a desbordar sus medidas, de que la Revolución vaya a asfixiar al arte?” (Palabras a los intelectuales, Ediciones del Consejo Nacional de Cultura, 1961, Año de la Educación, Pág 6). Después de este discurso podemos asumir la “normalización de la censura”, transferida del campo socialista soviético. Una expresión propia, individual, ya no tendrá cabida en la construcción de la sociedad revolucionaria: solo la propia Revolución tiene derecho a la existencia, y a la publicidad.
Se trazaba la política cultural revolucionaria, clasificando a los artistas en revolucionarios y contrarrevolucionarios y silenciando a estos últimos. En Cuba, como en cualquier otro régimen del socialismo real, la censura es un recurso del Estado, inscrito en la Constitución, el Código Penal y las leyes. (Rafael Rojas, Breve historia de la censura en Cuba)
Los mecanismos represivos contra la cultura crítica se mantienen intactos 59 años después. Contados son los artistas que desafían abiertamente al gobierno: grafiteros que se atreven a pintar sus propias expresiones en muros destinados únicamente a eslóganes políticos, o artivistas como Tania Bruguera que convocan al pueblo a un micrófono abierto en la otrora Plaza Cívica, hoy Plaza de la Revolución, donde solo pueden tener lugar las masivas marchas nada espontáneas los días de celebración nacional. Atreverse trae serias consecuencias: persecución, amenazas, intimidación, decomisos, multas, prohibición de salida al exterior y directamente, calabozo. Sin contar el daño sicológico y emocional que todas estas medidas disciplinarias conllevan. El grafitero Danilo Maldonado, conocido como El Sexto, cumplió 10 meses de prisión por intentar expresarse, y más recientemente Yulier P., reconocido artista que llegó a tejer inútiles lazos con las instituciones encargadas de fiscalizar la expresión artística, como la Asociación Hermanos Saíz, enfrenta una sentencia si no se apura en comprar grandes cantidades de pintura negra para pintar sobre todos sus murales extendidos por toda la ciudad, en un ultimátum policial de un plazo de 7 días: el artista obligado a borrar su obra, a anularse no ya como persona, si no su propia creación, un aberrado castigo que el propio artista considera una grave humillación.
No existe procedimiento para notificar o solicitar autorización para realizar una protesta, ni recursos legales para apelar las decisiones discriminatorias. No obstante, son frecuentes los desfiles por céntricas avenidas, convocadas y organizadas por el propio gobierno con un marcado carácter político-ideológico. Las restricciones impuestas por el estado a este derecho constitucional de reunión y manifestación pacíficas, no están provistas en una ley.

Existe el delito de “propaganda enemiga”, aplicable a cualquier escritor o artista —dos meses estuvo encarcelado, sin debido proceso, El Sexto, por escribir la frase “Se fue”, el día de la muerte de Castro en los bajos del hotel Habana Libre—, los artículos 53 y 54 del texto constitucional vigente establecen que las “libertades de palabra, prensa, reunión, manifestación y asociación” se “reconocen” siempre y cuando se practiquen “conforme a los fines de la sociedad socialista” y se ejerzan en los “medios” que ofrece el Estado. No es extraño que, bajo esa estructura constitucional, se produzca la anomalía, desde cualquier perspectiva democrática, de considerar la censura como un derecho y no como un privilegio del poder. (Rafael Rojas)
Ayer encerraron a El Sexto. A Tania. Hoy amenazan con calabozo al artista callejero Yulier P si no borra sus murales. Su atrevida acción artística (socialmente comprometida) pretendía tomar ese espacio público prohibido para todos. Una intervención callejera, a falta de galerías y espacios para voces independientes a esa Revolución que terminó asfixiándolos a todos, como vaticinara Castro en aquellas tan tempranas Palabras dedicadas con precisión a los artistas e intelectuales cubanos, porque, como es lógico, todo proceso revolucionario debe generar sus mecanismos de exclusión.

Los gobiernos no deben controlar el arte y a los artistas, sino protegerles. El artista tiene derecho a crear la obra que quiere crear, sin límites. La sociedad tiene el derecho a que sus espacios públicos sean espacios para la creatividad, para la expresión artística; porque son también espacios colectivos de conocimiento y de debate. El espacio público pertenece a la sociedad cívica no a gobiernos, corporaciones o instituciones religiosas. La libertad de expresión artística debe prevalecer a pesar de las presiones, de los chantajes emocionales, de la censura y de la autocensura. El artista debe ser respetado y valorado por pasar por ese proceso tan difícil. La censura artística no sólo afecta al artista sino a la comunidad, porque sienta un tono de miedo y crea una autocensura con respecto al pensamiento crítico. El artista también tiene el derecho a ser comprendido desde la complejidad de su disentir. Un artista no debe ser juzgado primero y discutido después. Un artista no debe ser encarcelado por proponer una realidad "otra", por compartir sus ideas. El artista tiene derecho a ser un artivista (parte artista/parte activista), porque es una parte activa de la sociedad civil, porque el arte es un espacio seguro desde donde debatir, interpretar y educar y ese espacio hay que defenderlo. (Manifiesto sobre los derechos del artista, de Tania Bruguera).

Nov 6, 2017

Registro y calabozo para los artistas Luis Manuel Otero y Yanelys Núñez


Leer noticia en Cubanet

Comunicado Museo de la Disidencia

Ante la cancelación de la conferencia de prensa relacionada con la #00BienaldeLaHabana prevista para hoy, les explico cuáles fueron motivos.

En el horario de las 3 de la tarde, la casa donde íbamos a realizar el evento fue registrada por oficiales de la policía cubana en busca de materiales de la construcción.

Al ser encontrados algunos sacos -muchos de ellos echados a perder por la humedad y por el largo tiempo de estar guardados- Luis es conducido, no sin protestar, a la estación de Cuba y Chacón, donde permanece hasta esta hora.

Sin la presencia de Luis continúan el registro -tomándome a mí como testigo aún cuando les dije que no tenia ningún vínculo legal con Luis ni con la casa, donde también participó la presidenta del CDR y otra persona que al parecer era del barrio-, además de otros dos vestidos de civil, posiblemente de la policía política.

Cuando culminan y se llevan los sacos, me dicen que debo acompañarlos también para una entrevista.

Luego de dos horas de espera en la estación me dijeron que ellos no tenían nada que ver con asuntos políticos, que ellos no querían detener ningún evento nuestro, como así le habíamos hecho saber, que "para eso había un departamento", que ellos solo estaban haciendo su trabajo: buscar materiales de la construcción sin papeles...

Según la PNR Luis debe salir mañana, aunque eso no es seguro.

Nosotros no tenemos miedo, sabíamos que la Seguridad del Estado empezaría a tomar medidas en contra de la #00Bienal y esto no es más que una primera prueba.

Pero ante la convicción que la realización de este proyecto es importante, seguiremos con las próximas etapas del evento.

En esta semana tendremos la conferencia de prensa, manténganse al tanto todos los interesados.

Gracias a todos los que se han preocupado!

Yanelys


Nota aclaratoria: El Museo de la Disidencia intenta celebrar una bienal alternativa ante la cancelación del Ministerio de Cultura del evento oficial.

La Seguridad del Estado en combinación con la PNR estarían acusando a Luis Manuel de "receptación" de materiales. El registro terminó en el decomiso de materiales de trabajo del artista, como es usual en estos casos.





Nov 5, 2017

Súmate a la desobediencia!


#Cuba empieza a desobedecer: Marca tu boleta con la palabra PLEBISCITO en cada farsa electoral castrista.

Anula tu boleta de la manera que prefieras: pon "Cambio", Cuba Decide, o lo que quieras.

Es un llamado a la acción. No te quedes sentado sin hacer nada: haz que tu voz cuente.

 #SiTúDecidesCubaDecide

Expresa tu voluntad de cambio con un mínimo riesgo. Decídete!

#CubaDecide x un #plebiscitovinculante

Quien tenga la luz, que la de

Paul De Vree (1909-1982) Hysteria makes history. 1973. Print.

El humor sarcástico de De Vree aspira a la desmitificación en particular de la comunicación a través de los medios masivos, revelando el grado en que el flujo continuo de información que (in)forma nuestra vida diaria es conformado por técnicas manipulativas de control y contención correctiva. 


"Mientras estos regímenes no muestren con hechos, muy concretos, una voluntad política, resulta inexplicable hablar de elecciones, consultas o plebiscitos." @AGRodiles



Mientras el régimen castrista siga criminalizando la protesta pacífica y reprima con prisión y brutales golpizas a los pocos manifestantes que se atreven a salir a la calle ("para calentarla" como "carne de cañón", según el propio régimen), resulta inexplicable hablar de movilizaciones y marchas multitudinarias en una Cuba sumisa y pasiva desde hace casi 60 años, que no ha sido propiamente convocada ni conoce realmente a los "líderes" que los convocarían a la paliza y al calabozo, por tanto, lejos están de identificarse con sus intereses políticos.

Deja mucho que desear, que se promueva un proyecto con tonos de cambios, si desde el mismo se propone alentar una violencia desmedida y harto demostrada del régimen contra los disidentes pacíficos dispuestos a inmolarse. Sobre todo, teniendo el ejemplo de Venezuela como entrenamiento castrista, allí donde la presión social nos dejó totalmente avergonzados: No se deben levantar falsas expectativas con propuestas que no tienen el anclaje, ni liderazgo, en la realidad interna.

Antes de intentar en vano tal convocatoria, que sería soberanamente ignorada por la mayoría, cómoda en su apatía y protegida por sus privilegios, ¿no sería más sensato dedicarse a la alfabetización cívica y a la desobediencia civil que no constituye un riesgo para nadie?, pues se trata de que desde el anonimato, la gente pueda asumir por un segundo que sí tiene una voz y un voto (aunque sea dentro de una magnífica farsa), se anime a anular su boleta y responda así claramente que no quiere más castrismo y que ya se cansó de sostenerlo.

La gente al menos sabrá que no "votó" por ninguna continuidad castrista aunque luego se muestren cifras fantasiosas en los comunicados oficialistas: crear conciencia es aquí el principal motor y reconforta saber que se hizo algo, mínimo, para cambiar esa "dinámica" obsoleta y ese "escenario" de totalitarismo ad infinitum.

Habría que demostrar con evidencias lo que tan bien se sabe internamente pero no ha quedado demasiado claro para la comunidad internacional, que observa atenta y de la cual se espera el indiscutible apoyo incondicional e inmediato, por supuesto, sin demostrarle verdadera "acción", pero empleando valioso tiempo e ingeniosos artículos para desacreditar proyectos de la misma causa, con un comportamiento muy similar al del propio régimen cuando emplea todos sus recursos para desaparecer cualquier vestigio de movimiento opositor, facilitándole así esa verduga labor.

Demostrar que los cubanos no queremos más castrismo, que estamos bien cansados de la falta de libertad, tanto para los médicos que huyen de las misiones y no pueden entrar a Cuba, como para los inxiliados que nos prohíben salir. Eso está claro pa nosotros, pero no para el resto. Una consulta popular lo dejaría en claro. Una supervisión de la farsa electoral también ayudaría a contar boletas anuladas. Números reales. ¿Por dónde se empieza? Expresar la voluntad de cambio es válida en todas sus manifestaciones, no solo en la calle la gente podría demostrarlo. Al final los gobiernos democráticos lo único que ven es el desfile del primero de mayo y las campañas castristas en la ONU.

Demostrar, el que pueda, como bien aseguran, que su proyecto es el que es. No limitarnos a enunciar que por ahí no es el camino, sin decir tampoco por dónde, sin apoyar con pruebas que la gente sí se sumará a esa marcha ideal. Como si queremos demostrar que sí somos graduados, publicando nuestros títulos. Pues a publicar entonces igualmente estadísticas y modelos efectivos, con total transparencia. De cualquier forma, ahí estuvimos unos pocos apoyando esa idea hasta que se autoanuló, como pasó con campañas como #PorOtraCuba que recibieron mucho apoyo de todas partes y no duraron para agradecerlo. ¿Qué sucedió con las valiosas alianzas con toda la oposición interna que logró dicha campaña, en la cual nos implicamos tantos? ¿Por qué posicionarse en contra de una propuesta como #CubaDecide? ¿Por qué combatirla como si se tratase de un "proyecto enemigo" al decir de la misma Seguridad del Estado. Por qué no mejor apoyar cualquier proyecto disidente, como apoyamos en su momento a la campaña #PorOtraCuba? Decirlo claramente y posicionarnos todos, ahora sí, en contra del castrismo, un único mutuo enemigo colectivo para todos los cubanos libertarios.

Si se empleace el mismo tiempo para empoderar con conocimiento (ya que se tiene) a las comunidades, participantes inertes de las tan mal llamadas "elecciones" castristas y que no tienen apenas acceso / información / interés en el canal de YouTube donde se acumulan miles de vídeos que los cubanos dentro, en su mayoría, no han visto, ni  ven, ni verán; si se hiciera un trabajo fuera de esos estudios y lejos de esas cámaras, como en su momento lo hizo Oswaldo Payá, puerta por puerta, no habría un minuto que perder en infértiles diatribas.

¿Manifestaciones en regímenes totalitarios? ¿Cómo movilizar al cubano para tumbar la dictadura? ¿Dónde están las estrategias bien definidas y realistas? ¿Quién propone un verdadero "plan de acción"? Cuántos adeptos diariamente ganan estos grupos de hasta cinco miembros que polemizan infinitamente la falta de claridad del otro, exaltados en su máximo ego. ¿Cuántos años más pasarán para arrastrarnos todos en un mismo pantano de intentos fallidos y fracasos?

De fracaso mental, principalmente. Y, tristemente, espiritual.

Si tienes la luz, ofrécela, pero no te dediques a apagar la otra con argumentos sabios, pues quién sabe cuál durará más: si el régimen está ávido de reprimir, no deberíamos mostrar avidez de represión, pues, como se sabe, aquí somos todxs pacíficxs. Mientras, todas las preguntas siguen sin respuesta y los cubanos tan ciegos, esperando al próximo gurú que nos ilumine el trillo, cuando lo que más conviene es que no haya luz pa nadie.



Oct 27, 2017

Régimen prohíbe a Ofelia Acevedo entrar a Cuba


En la mañana del miércoles 26 de octubre de 2017, Ofelia Acevedo, ciudadana cubana viuda de Oswaldo Paya, líder opositor, premio Sajarov del Parlamento Europeo fue forzada por el servicio de emigración cubano a abordar un avión rumbo a Miami luego de que se le comunicara que tenía prohibido entrar a su país. 

Ofelia regresaba a La Habana por primera vez después del atentado que terminó con la vida de su esposo en el año 2012, la acompañaba su hija Rosa María Payá, quien reside en la Isla. “Regreso a visitar la tumba de mi esposo asesinado por el régimen y a demandar legalmente el informe que el gobierno cubano nos ha negado arbitrariamente durante más de 5 años” expresó Ofelia Acevedo antes de partir a la Habana. 

Al aterrizar en La Habana los servicios de emigración informaron a la madre y a la hija que solo Rosa María podía entrar al país por ser residente en la Isla pero que el Estado Cubano le prohibía la entrada a la ciudadana cubana Ofelia Acevedo. “Dijimos que no nos moveríamos hasta no nos dijeran porqué estaban violando el derecho de mi madre a regresar a su propio país, pero el oficial de emigración Hernández Báez dijo desconocer la razón. Estuvimos desde las 10:30 de la mañana hasta las 4 de la tarde sentadas en el salón de emigración rodeadas por agentes de la Seguridad del Estado demandando una explicación hasta que mi madre fue forzada a abordar un vuelo a Miami.” explicó a la prensa Rosa María, quien se quedó en Cuba.

Las leyes cubanas despojan de la condición de residente en Cuba y de todos sus derechos ciudadanos a cualquier ciudadano cubano que pase más de dos años consecutivos fuera del país. Los cubanos no residentes en Cuba requieren de una habilitación especial en su pasaporte cubano para ingresar a la Isla, habilitación que fue otorgada a Ofelia Acevedo por el consulado cubano en Washington en Agosto de 2017. 

Dos días después de prohibirle la entrada a Ofelia Acevedo el gobierno cubano hizo públicas una serie de medidas entre las que se encuentra la eliminación del requisito de la habilitación del pasaporte para los ciudadanos cubanos no residente en Cuba que entraran en vigor el próximo enero. Sin embargo, “las nuevas medidas no impiden al gobierno cubano continuar decidiendo quien entra o sale del territorio nacional pues la obtención del pasaporte sigue estando condicionada a la voluntad del Estado, los cubanos emigrados continúan desprovistos de residencia y de derechos ciudadanos en Cuba y los servicios de emigración en frontera continúan habilitados para negar la entrada a cualquier cubano no residente en Cuba o la salida a cualquier cubano residente en Cuba según la voluntad del Estado” aclaró Rosa María Payá. En los últimos seis meses decenas de miembros de la sociedad civil cubana han sido informados en el aeropuerto por los servicios de emigración que tiene prohibido salir del país.

Oswaldo Payá, perdió la vida en un atentado acontecido en Cuba el 22 de Julio del ano 2012 según el informe jurídico de la organización Human Right Foundation1: “La información que fue revelada en los meses posteriores al hecho… sugiere la responsabilidad directa del régimen cubano en la muerte de Payá y Cepero. Específicamente, la evidencia excluida de manera deliberada (por las autoridades cubanas) apunta a que los hechos ocurridos el 22 de julio de 2012… (fueron) el resultado de un hecho automovilístico provocado deliberadamente por agentes del Estado (cubano).”Hasta el día de hoy las autoridades cubanas niegan a la familia Paya y sus abogados todo acceso a información pericial y el informe de autopsia del cuerpo de Oswaldo Payá.




Oct 12, 2017

Nos siguen inmovilizando

¿Esta prohibición, sin notificación previa ni proceso mediante, no es ilegal?
@ElEstornudo


El sentido de la vida, el regalo de Dios, es el movimiento.
Nicanor O´Donell

"A los prisioneros se les mete en la cárcel para limitarles el movimiento. Qué son las visas y los pasaportes sino recursos del poder para controlar y a menudo para inmovilizar. Lo cierto es que viajar es uno de los derechos humanos más importantes. No hay concepto más libertario y subversivo que el de un cubano turista. Yo solo quiero ayudar al individuo y destruir un monopolio tan despiadado como invisible".
Nicanor O´Donnell
(Pas de quatre / Eduardo del Llano, seXmachine producciones, Vedado 2009)

La libertad de movimiento ha sido, por desconocimiento, falta de recursos o simplemente de horizontes, una de las más negadas a los cubanos en tiempos de Castro. Trasladarse incluso por el territorio nacional depende de una dirección oficial en la capital o de las opiniones políticas del ciudadano que intenta circular libremente por su propio país.
Innumerables veces efectivos del D.S.E. han impedido la llegada del público en general a los lugares donde se realizan actividades independientes como conciertos, proyecciones, exposiciones, reuniones políticas o misas religiosas. Para lograrlo han cerrado calles y dispuesto un aparataje policial, costoso y desmedido en los lugares en cuestión, como si de operativos para atrapar delincuentes peligrosos se tratase.
Mientras, las regulaciones migratorias fueron reformadas en orden de facilitar, en el lenguaje de los funcionarios de Inmigración, la movilidad y destino de los nacionales, o sea, la entrada de divisas al país en plena crisis.
El estado dogmatizó su política migratoria, al legalizar la práctica de exigir la habilitación del pasaporte a los emigrados, pero sin definir bien el proceso en que podían obtenerla. Esto dio la posibilidad al gobierno de negar la entrada a un nacional al país, sin tener que reconocer si su decisión estaba fundada en motivaciones políticas, aun cuando las restricciones a la libertad de movimiento están ampliamente reconocidas y clasificadas en la propia ley, y el Estado debería reconocerlas expresamente.
Aún cuando se hubiera eliminado el permiso de salida o "carta blanca" en 2013, instancias a las que responde Inmigración y Extranjería (MININT) se reservan el derecho de negar la entrada o salida del país a sus ciudadanos según el artículo 24 de la modificación de la ley migratoria, alegando “Defensa y Seguridad Nacional” e “interés público” y mantiene intactas las facultades discrecionales del Ministerio del Interior para decidir qué cubano entra o sale de Cuba, bajo criterios estrictamente políticos, restrictivos y violatorios de la libertad de movimiento. 1
En los últimos meses, más de 60 activistas, entre los que cuentan disidentes, opositores o periodistas independientes, han sido arbitrariamente “regulados” y autoridades fronterizas nos han prohibido la salida del país. La orden viene directamente del Ministerio del Interior.
Agentes de la Seguridad del Estado habrían abandonado el recurrente método de secuestro a los activistas para impedirles llegar al aeropuerto. Ahora simplemente el agente fronterizo de turno le informaba al pasajero que no viajaría, rompería su pase de abordar sin más explicación y con la sugerencia de irse a reclamar a Atención a la Ciudadanía del MININT en la Plaza de la revolución, ex Plaza Cívica.
Así, nos convertimos en personas controladas y el recurso de queja constitucional no suple en ningún sentido la necesidad de información y mucho menos de libertad.
En mi caso particular, pero para nada aislado, he sido negada cinco veces consecutivas en lo que va de año. Todo empezó con un secuestro, ejecutado por un agente del Departamento 21 de la Seguridad del Estado, el día de mi cumpleaños. Terminé escapándome pero luego de mi semana de fuga (y terapia), las cosas han ido empeorando cada vez que he intentado salir de nuevo.
Una y otra vez he presentado denuncias en fiscalías y oficinas de atención a la ciudadanía y de Inmigración y extranjería, y una y otra vez me he quedado en ascuas. No solo la falta de información nos golpea la impotencia, el maltrato y la discriminación son ingredientes obligatorios en este cóctel represivo. Lo primero que pregunta el funcionario de guardia en esas oficinas es el oficio, el motivo del viaje y la filiación política, como si eso definiera y justificara los permisos (o las prohibiciones) para casi todo.
En una ocasión monté una protesta con carteles en el aeropuerto, sin mayor éxito que el de ser trasladada de inmediato a la estación de policía de Santiago de las Vegas, donde una mayor me agredió verbalmente con todos los epítetos imaginables de contrarrevolucionaria y con un extra de chusmería corporal, digno de tal unidad revolucionaria.
Antes de ser capturada, uno de los activistas que le habían negado igual, no la posibilidad sino el derecho de viajar ese día, se me acercó y me dijo bajito: Mira, ya, no sigas... Se refería a no sigas gritando: no grites más nuestros derechos, pues fue lo único que hice. Y esa ha sido la triste actitud de millones de cubanos, ante la mordaza inevitable de un sistema represivo, es mejor callarse de antemano. Así, la callada cómplice nos une y nos separa.
Y como el que no siente, no padece, siendo todos víctimas de un reformatorio surreal infantilista, nos distanciamos según la gravedad de nuestras faltas, para aplacar la gravedad del posible castigo. Pero la sanción puede no levantarse aunque te portes bien. Y así el limbo puede alargarse indefinidamente.
Quién va a solidarizarse con los miles de cubanos que no podrán ya visitar a sus familias en EEUU. O con los que nunca podrán hacer turismo internacional, ni siquiera en el cayo más cercano. No hay concepto más subversivo y libertario que el de un cubano turista, decía el personaje Nicanor O´Donnell en la lúdica serie de Eduardo del Llano. Todo lo que implique libertad, ya sea de información, de opinión, de asociación y manifestación, nos estará vedado por ser eminentemente subversivo. Enunciar la palabra "derechos" significa ponerse en evidencia: culpable!
El control migratorio seguirá siendo un instrumento de manipulación ideológica y de coacción política. Experimentar el absurdo migratorio cubano en toda su fuerza y violación de los derechos humanos, empezando por la expoliación que significa hacerse un pasaporte cubano, tanto dentro como fuera del país, es la condena interminable de muchos de nosotros, y la decisión arbitraria caerá sobre nuestras cabezas, protestemos o no.
En 2012, Amnistía Internacional hacía un llamado urgente por la bloguera Yoani Sánchez, demasiadas veces negada a poder viajar, con intervención de la realeza española y presidentas latinoamericanas: veinticinco rotundos NO recibió, por atreverse a llevar un blog de crónicas críticas y tanto peor, recibir importantes premios por ello.
Amnistía nos pedía dirigirnos a las autoridades inmediatamente para pedir que concedieran a Yoani un permiso de salida para que pudiera ejercer su derecho a salir libremente y regresar a su país.
Recordándoles que el derecho a la libertad de circulación está universalmente reconocido en el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Cuba es signataria. Y por último, expresando nuestra consternación por las restricciones a la libertad de movimiento impuestas a los ciudadanos cubanos, especialmente a los disidentes y a los periodistas independientes, e instando a las autoridades a poner fin a dichas restricciones.
Cinco años después el panorama solo se ha recrudecido y la solidaridad también se ha disipado, dándole paso a una indolencia generalizada, llanamente manifiesta y despreocupada.
Los cubanos seguimos a disposición y capricho de una orden arbitraria que nos reprime la libertad esencial de ir a donde querramos cuando así lo estimemos.

1Cambios en la política migratoria del gobierno cubano, ¿Nuevas reformas? por Laritza Diversent https://centrocubalex.com/2014/06/16/cambios-en-la-politica-migratoria-del-gobierno-cubano-nuevas-reformas/




Oct 11, 2017

Esa, nuestra condición

por Wilfredo Vallín


O bien hay algo intrínsecamente válido, una justicia que está por encima de todos nosotros, una exigencia que se nos impone y que no dimana de nosotros, una regla de justicia válida para todos los Estados y todos los sistemas de Derecho positivo, o bien no hay justicia alguna, sino solamente el poder organizado de tal o cual manera, que se llama a sí mismo “derecho”. O bien hay Derechos del hombre eternos e intangibles, o bien hay tan sólo oportunidades favorables de quienes por azar resultaron privilegiados y las malas oportunidades de quienes fortuitamente resultaron perjudicados.

Emil Brunner


EL SUCESO

Me acerco al cubículo en el que un aduanero me espera. Le entrego mi pasaporte con mi pasaje. Me pide mirar hacia la cámara que tiene a la altura de mi cabeza. Comienza a revisarme el documento. Parece que va a poner los cuños correspondientes cuando mira a su izquierda, donde sé que hay una computadora. Detiene sus movimientos y me pide que vuelva a la fila de donde vine. Llama por teléfono. De una habitación sale una muchacha con uniforme también de aduana y camina hacia la persona que me acaba de atender. Recoge mi pasaporte, el pasaje, y se me acerca para pedirme que la acompañe a la oficina de donde salió. Espero afuera. Como la puerta está abierta, oigo su conversación telefónica con alguien que le pide mi nombre y dirección. Luego cuelga.

-Señor, usted no va a poder viajar esta vez.
-¿Puede explicarme por qué?
-No. Imagino usted lo sepa.
-Bien, y ¿adónde debo dirigirme para aclarar esto?
-Tampoco sé. Esa prohibición no la ponemos nosotros…
-Comprendo. No se sienta culpable, pero esta es la segunda vez que esto ocurre.

Me devuelve el pasaporte y pica el billete de avión quedándose con una parte. Al parecer esto ha sido bastante incómodo para ella. Lo anterior ha tenido lugar en la terminal 3 del aeropuerto de Rancho Boyeros alrededor de las nueve de la noche del sábado 7 de octubre del año en curso.


LAS CAUSAS

Me licencié en Derecho en la Universidad de La Habana un cuarto de siglo atrás. Como amo mi profesión, la he estudiado a profundidad y he creado mi propia filosofía en torno a ella: considero, entre otras cosas, que la LEY está para garantizar la paz y la tranquilidad ciudadanas estableciendo las reglas del juego social, que todos somos iguales ante ella debiendole acatamiento y respeto , que los gobiernos, ideologías aparte, están para garantizar el BIEN COMÚN de todos sus ciudadanos, que la Constitución es la ley suprema del país a la que se subordinan todas las otras pragmáticas jurídicas, que, desde tiempos de J.J. Rousseau, el soberano de la nación no es el gobierno sino el pueblo “del cual dimana todo el poder del Estado”, que existen formalidades para la citación y la detención, que la tortura está prohibida por los organismos internacionales, etc. etc. Así, cuando cualquier persona acude a la Asociación Jurídica Cubana a por consejo, tratamos de asesorarlas dentro del más estricto marco legal, hablándoles de lo que no deben hacer (de sus deberes)…y de los derechos que le asisten. El incidente del aeropuerto parece estar motivado por esto.

El asunto es que, desde hace algunos meses, un grupo de personas han decidido participar en el proceso electoral cubano. Se trata de ciudadanos desafectos al régimen actual. Estos individuos han sido criticados por otras personas que tampoco simpatizan pero consideran que las autoridades actuales no permitirán jamás esa participación…bajo ningún concepto.

Sin embargo, en Cuba hay una Ley Electoral en vigor. Ella establece los requisitos para la participación en las elecciones. Según ella, todo cubano que los cumpla, puede hacerlo. Pero, en la práctica, y aun cuando el poder en funciones reitera una y otra vez que cuenta con la mayoría aplastante de los votantes, permite todo tipo de desafueros contra los que han expresado su deseo de postularse como candidatos. Existen muchos ejemplos que pudieran presentarse de ser necesario.

Estamos, además, ante otro aspecto muy importante aquí: la Ley Electoral aparece en la Constitución de la República y, por tanto, tiene ese rango. Así las cosas, no es posible , por alto nivel personal que tenga quien quiera hacerlo, imponer otras formulaciones no existentes en la Ley Electoral para cambiar lo que la misma estipula. Hacer eso constituye un actuar ARBITRARIO y ANTICONSTITUCIONAL en el manejo de las leyes del país.

Los que ignoran totalmente al actual derecho positivo en vigor quizás consideren que tienen autoridad suficiente como para pasar por encima de él e incluso de la Constitución. Aun cuando así fuera (que no lo es), hay otra dimensión por encima de todo esto sobre la que queremos llamar la atención para ayudar a los que parecen haber olvidado (o no haber aprendido nunca) Historia de Cuba.


LEGADO

Para nuestra suerte, la historia de nuestro país cuenta con un extraordinario legado de sus más preclaros hijos que podemos contrastar con la situación actual en que vivimos los cubanos. La Cuba que querían nuestros patricios quedó bien explícita en sus manifestaciones.

Ha quedado, pues, constituida la República Cubana conforme a los principios democráticos más puros. Se han reconocido por ella como derechos inalienables el de petición, de libertad de cultos y de la imprenta, no poniéndole a estas dos últimas otra restricción que la que naturalmente se ofrece por las circunstancias excepcionales que atravesamos.
Carlos Manuel de Céspedes

Tres leyes del espíritu humano encontramos en la conciencia: la de pensar, la de hablar y la de obrar. A estas leyes para observarlas, corresponden otros tantos derechos, imprescriptibles e indispensables para el desarrollo completo del hombre y la sociedad.


LA VERDAD

Levántese, por sobre todas las cosas, esta tierna consideración, este viril tributo de cada cubano a otro. Ni misterios, ni calumnias ni tesón en desacreditar, ni largas y astutas ambiciones para el día funesto de la ambición. O la república tiene por base el carácter entero de cada uno de sus hijos, el hábito de trabajar con sus manos y pensar por sí propio, el ejercicio íntegro de sí y el respeto, como de honor de familia, al ejercicio íntegro de los demás; la pasión, en fin, por el decoro del hombre, o la república no vale una lágrima de nuestras mujeres ni una sola gota de sangre de nuestros bravos. Para verdades trabajamos, y no para sueños. Para libertar a los cubanos trabajamos, y no para acorralarlos.
José Martí

De la enunciación de los diversos exámenes, de las contrarias opiniones, de las diferentes observaciones, de la discusión, en fin, surge la verdad como la luz del sol, como del eslabón con el pedernal, la ígnea chispa.

Pero la verdad… no siempre conviene exponerla; en realidad no conviene, pero es al poderoso que oprime al débil, al rico que vive del pobre, al ambicioso que no atiende a la justicia o injusticia de los medios de elevarse; lejos de ser perjudicial, es siempre conveniente al ciudadano y a la sociedad, cuyas felicidades estriban en la ilustración y no en la ignorancia o el error, y a los gobernantes cuando lo son en nombre de la justicia y la razón, dijo el Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz

Callar y aceptar pasivamente, sin exigir para nada el respeto a nuestra Dignidad Humana, es ser absolutamente cómplices de un estado de cosas sencillamente inadmisibles para esa, nuestra condición.


La palabra, como nos dejó dicho el más grande cubano de la historia, se ha hecho para decir la verdad, no para encubrirla... y eso precisamente hacemos.

CubaRaw

Luis Trápaga

El artista tiene en venta algunas de sus piezas. Para contactar directamente con él desde La Habana: telf. fijo: (053-7)833 6983
cell: +53 53600770 email: luistrapaga@gmail.com
para ver más de su obra visita su web

#vjcuba on pond5

#vjcuba on pond5
royalty free footage

porotracuba.org

porotracuba.org
demanda ciudadana Por otra Cuba

#goodprint.us

dis tortue...

dis tortue...
enlace a mi cuento "Dis tortue, dors-tu nue?" (bajarlo en pdf)

País de Píxeles

las cacharrosa(s) Cacharro(s)

la 33 y 1/3 de Raulito

FACT me!

TREP

TREP
the revolution evening post

El auditorio imbécil

El auditorio imbécil
Ciro J. Díaz

guamañanga!

guamañanga!
Publikación de Ocio e Instrucción para los Indios de Amérikaribe, para recibir guamá, escribirle al mismo: elcaciqueguama@gmail.com

non official PPR site

non official PPR site
PPR-versus-UJC (unión de jóvenes comepingas)

My Politicophobia

My Politicophobia
I like to think I'm an expert on one thing: myself. The world has a way of constantly surprising me so I've dedicated much of my time to understanding the world one event and one place at a time. "Without struggle, there is no progress." Frederick Douglas

la taza de liz

la taza de liz
Este es un proyecto de ayuda a blogs para incentivar la creación y sustento de bitácoras cubanas

I want u fact

Ricardo Villares

raíz

raíz
Rafael Villares

"De soledad humana"

Los objetos de la vida cotidiana están relacionados con todos los hábitos y las necesidades humanas que definen el comportamiento de la especia.Nosotros dejamos en lo que nos rodea recuerdos, sensaciones o nostalgias, y a nuestra clase le resulta indispensable otorgarles vida, sentido y unidad (más allá de la que ya tienen) precisamente por el grado de identificación personal que logramos con ellos; un mecanismo contra el olvido y en pos de la necesidad de dejar marca en nuestro paso por la vida.La cuestión central es, ¿Cuánto de ellos queda en nosotros? ¿Cuánto de nosotros se va con ellos? (fragmentos de la tesis de grado de Rafael Villares, San Alejandro, enero 19, 2009)

Néstor Arenas

Néstor Arenas
Néstor Arenas

neon-klaus

neon-klaus

warholcollage

warholcollage
la mirada indescriptible de los mortalmente heridos